Letras para Música

-Cada día que se va-

Letra: Raúl Astorga – Música: Pablo Read -Intérprete: Pablo Read Copyright 2022

Si hay una birome y un papel

tus días ahí podés copiar.

Si no ves cada amanecer

y estás buscando escapar.

El mundo no crece con vos,

aunque te pidan voluntad

para crecer como un robot

que un día se va a incendiar.

Cada día que se va no es tiempo perdido,

si mirás a quienes son como vos.

Cada cable que tirás hacia un lugar dormido,

va a despertar a quienes son como vos.

Si hay calles por recorrer,

las zapatillas vendrán

de esas manos sin cartel

y esos ojos que verán.

Tu mundo no está más allá

aunque te empeñes en huir,

y que no te atrape aquel guardián

tu libertad para escribir.

Cada día que se va no es tiempo perdido,

si mirás a quienes son como vos.

Cada cable que tirás hacia un lugar dormido,

va a despertar a quienes son como vos.

Si ves cada amanecer

y estás buscando escapar…

Cada día que se va no es tiempo perdido.

-De un juego creativo mientras entrevistaban al gran cantautor Pablo Read, pergaminense radicado en Rosario, en el programa de radio El circo de la Vida, surgió este tema que tiene como músicos invitados a: Litto Nebbia (voz) y Martín Risso (batería). El video fue realizado con material enviado por gente de distintos barrios del mundo. La letra del tema es de quien escribe, la música de Pablo Read, como así también guitarras, pianos, armónica y todo lo demás que puedan oír. No puedo dejar de pensar en mi enorme y eterno amigo Angelito Campagna, inmenso seguidor de Litto Nebbia (cantaba sus canciones en cuanto festival era invitado). A él, que andará tarareando por algún lugar del universo, le dedico este momento increíble.

Pablo Read explica con claridad la historia detrás del nacimiento de este tema:

A mediados de mayo, asistí a un programa de radio que se emite por la Radio Comunitaria “La Hormiga”, llamado El circo de la vida. Mientras estábamos ahí charlando, yo comenté a la pasada que para escribir canciones suelo elegir los géneros musicales según me parezcan más adecuados para la temática, y dije: “Si hablo del barrio, seguro que hago un Tango… porque no me saldría jamás un rock and roll” Sin embargo, un oyente del programa que resultó ser el escritor rosarino Raúl Astorga, motivado por esa declaración mía, inmediatamente escribió una letra y la envió al programa antes de que este terminara. Mismo al aire el conductor Pablo Pallares, leyó el mensaje y yo me comprometí a hacer un rock and roll con esa letra. Ese día por la tarde, ya lo tenía hecho. Grabé un demo con la guitarra y enseguida entré en contacto con Raúl que aprobó la canción inmediatamente. Allí emprendí la tarea de grabarla. Durante la semana grabé pianos, guitarras, bajo, percusiones y voz. Le envié las pistas a mi amigo pergaminense Martin Risso y con toda la buena onda del mundo grabó la batería. Entre tanto pensaba: ¡Qué bueno que sería si esta canción que habla del barrio y de Rosario, fuera cantada a dúo con alguien de la ciudad! Se me ocurrió un sueño y no me anduve con chiquitas… pensé en el número 1: ¿Y si le digo a Litto Nebbia? Me contacté con Litto y le conté la idea. Le gustó, le pareció divertido e inmediatamente me dijo que sí. Le envié la pista a Melopea y allí su técnico de grabación Mario Sobrino, registró la voz de Litto cantando el tercer verso de la canción. Además, por la noche, Mario me llamó y me dio varios consejos sobre cómo mezclar. Estuvimos hablando como 45 minutos, y durante la charla me trasmitió muchos secretos con la mejor buena onda que se les pueda ocurrir. Una humildad enorme. Parece que mientras más grande, más humilde. Luego, para completar la construcción colectiva, se me ocurrió pedirles a mis contactos de Facebook que envíen videos de sus barrios. Y así fue como se construyó esta canción y este video. Verán que hay diferentes tipos de barrios y diferentes tipos de contextos. Cosa que me encanta. Cada uno desde su lugar aportó algo. Mi reflexión es que creo en lo colectivo. Creo que hay gente que hace cosas sin pedir nada a cambio… solo por amor. Creo que no todo tiene como motor principal ganar guita y que la música y las ganas de hacer están por encima de todo eso. Ojalá les llegue un poquito del amor con que fue hecho todo y ojalá disfruten con alegría este furioso rocanrol. Con ustedes:

El Rock del Barrio.

Letra Raul Astorga – Música Pablo Read

No importa que te digan que otro tiempo fue mejor,

Yo creo que un futuro siempre es a partir de hoy.

El pibe que se escapa, el viejo que va a laburar,

La chica que trabaja y sola sale a caminar.

No importa si ese día no pudo salir el sol,

Yo creo que sus caras te lo cantan sin su voz.

Si abunda la tristeza, no te rindas ahí nomás,

Una mano que ayuda siempre aparecerá.

Es un rock, en el barrio todo es rock.

Es un rock, en el barrio todo es rock.

La gente es la gente y mañana lo será,

Pensá que vos sos gente y no lo podrás negar.

Si el presente es duro una mano encontrarás

Si no extendé la tuya, que alguien te la va a aceptar.

Es un rock, en el barrio todo es rock.

Es un rock, en Rosario todo es rock.

Una oportunidad que me da, el músico y amigo Edgardo Consiglio, para explorar otro campo con palabras. Comparto los temas que contienen letra de mi autoría y música de Edgardo.

 – Cielo en la noche-

La ventana me deja ver

que el cielo no brillará,

mientras ella esté

viviendo su vida corta,

su vida intensa,

buscando extenderla más

con su corazón.

Y aunque yo la puedo tocar,

la siento escapar veloz,

estrella fugaz,

una frágil vida express

en un universo atroz,

sin nave espacial ad hoc

que la pueda alcanzar.

Nadie recordará

que pude alcanzar,

viajando a su interior

infinito destello,

aquella luz cenital

en su corazón.

Por favor, no puedo creer,

existe el amor-verdad

y va a desvanecer.

Nada me sostiene aquí,

y puedo leerlo,

su nombre está escrito ya

más allá del sol.

Alguien encenderá

ese resplandor

que hará eterno su camino,

su estela de plata,

con almas que vencerán

a ese dolor.

Por favor, no puedo creer,

existe el amor-verdad

y va a desvanecer.

Nada me sostiene aquí,

y puedo leerlo,

su nombre está escrito ya

más allá del sol.

 – El muchacho que pisó el césped blando-

Ese sábado por la mañana

decidiste levantarte

para ser rebelde contra vos.

Te quitaste aquellas gafas

que cegaban tu futuro,

y te impedían ver,

y te impedían avanzar.

Si viviste en infinitos

laberintos borgeanos,

atrapado en una fuerte oscuridad.

Caminabas sin ver nada

a tu temeroso paso,

no tenías nada,

no tenías libertad.

Y cuando lograste pisar aquel césped blando,

el aroma de tu vida, sin dudas, se alteró.

Ahí supiste que podías ser otro hombre,

y que por años, otra tierra, otra gente, te esperó.

Esa noche, en tu nueva casa

vos la viste acercarse,

porque su mirada te llamó.

No te salieron palabras

porque estabas aprendiendo,

y empezabas a ser,

y empezabas a avanzar.

Y caíste en sus brazos

como un chico valiente

con una historia fuerte por contar.

Y arrullado en su perfume,

en el aire surgió algo

que ibas a alcanzar,

se llamaba libertad.

Y cuando lograste pisar aquel césped blando,

el aroma de tu vida, sin dudas, se alteró.

Ahí supiste que podías ser otro hombre,

y que por años, otra tierra, otra gente, te esperó.

 – Buenos y feroces tiempos-

Muchas veces me detengo y pienso que esto no es tan real,

y que es un filme que estuvo en cartel anteayer.

Sin embargo, una voz en piel

que me grita una verdad

cae veloz desde una lejana dimensión.

Muchas noches con mis ojos he visto una puerta más allá,

en el cielo abierto, en un largo viaje sin final.

Yo confío en no caer,

no rendirme al navegar

hacia donde la paz y las almas hacen el amor.

Y todo va, todo va, todo va hacia lo que late, late más, fuerte más.

Y todo viene, todo viene, todo viene al mismo lugar.

Un cuerpo con ansias y miel

se define en un ritual,

y se convierte en un salvaje lobizón.

Otras veces he logrado dar un salto al más allá,

mostrando mil garras, tan sólo por mostrar.

Si ya sé lo que fue,

conocí la vanidad

en un mundo con barreras donde amar no vende más.

Y todo va, todo va, todo va hacia lo que late, late más, fuerte más.

Y todo viene, todo viene, todo viene al mismo lugar.

Y si encuentro gente entrañable a la que puedo abrazar,

siento que hubo unos buenos y feroces tiempos de hermandad.

Déjame gritarte que es posible vivirlo,

déjame abrazarte, sí, y podrás sentirlo.

Déjame estrecharte hasta fundirme con tu mente,

déjame hechizarte y mostrarte el fuego de mi vientre.